“Sólo quiero hacer buenos ciudadanos. Si un niño escucha buena música desde el día de su nacimiento, y aprende a tocarla, desarrolla sensibilidad, disciplina y resistencia. Su corazón será noble.” Shinichi Suzuki en Educados con Amor

El Método Suzuki lo creó Sinichi Suzuki (1898­1998) y su filosofía se basa en el convencimiento de que todos los niños nacen con un gran potencial de aprendizaje. Sólo hay que darles la oportunidad y el entorno apropiado para desarrollarlo a una edad temprana.

El talento no es hereditario o innato, sino que ha de ser desarrollado, por eso el Dr. Suzuki denomina a su método la Escuela de Educación del Talento. Al igual que en el lenguaje, los niños nacen sin saber hablar, y es a través de la escucha, imitación y repetición como aprenden la lengua.

Uno de los rasgos identificativos del Método Suzuki es la participación de los padres. Ellos son el modelo, están presentes en las clases y son como los profesores en casa durante la semana. Aprenden primero a tocar el instrumento y de esa manera comprenden las dificultades que comporta el aprendizaje de un instrumento. Los padres participan activamente en el proceso de aprendizaje y trabajan estrechamente con los profesores para crear un ambiente de aprendizaje propicio, es decir, positivo y constructivo.

Las bases sobre las que se construye la pedagogía Suzuki son las siguientes:

Iniciación a una edad temprana
Constante repetición
Escucha
Motivación
Conciertos
Repertorio acumulativo
Práctica diaria
Aprender con el oído
Calidad de sonido
Clases individuales y de grupo

pc4

El objetivo del Dr. Suzuki no es hacer meros instrumentistas, sino desarrollar en los niños la sensibilidad y la capacidad para poder tocar y disfrutar de la música con la seguridad de que esto hará que sean mejores personas.

To Top