Jugando a Topo topito

Campamento «Música en Verano» 2016

Este verano tuvo lugar nuestro primer Campamento Urbano “Música en Verano”, del 22 de junio al 1 de julio en horario de 9:00 a 14:00h. Una experiencia fenomenal y que repetiremos en próximos años.

Creando maracas

El objetivo que nos plantemos al organizar este campamento es que los niños disfrutaran de la música de una manera vivencial, conociendo de una manera práctica varios instrumentos y motivando a aquellos alumnos que ya tocaban uno a vivir experiencias positivas con su instrumento.

Es por ello que muchas de las actividades se realizaban con juegos colaborativos pues sabemos que jugar y aprender no están reñidos, y si se combinan su poder es asombroso.

A las 9:00 llegaban los alumnos y comenzábamos cantando en el fantástico claustro de la Parroquia San Lucas Evangelista aprovechando la buena temperatura. Canciones a una voz y cánones eran la base sobre la que creamos juegos: carreras, bailes, corros…

Después en el aula de los instrumentos los alumnos rotaban para tocar el piano, el violín y el violoncello. Todos aprendieron a tocar pequeñas canciones con cada instrumento, poniendo especial énfasis en una correcta postura corporal ya que disponíamos de instrumentos de su tamaño que nos lo permitían.

Los alumnos que ya tocaban algún instrumento además tenían una clase individual de 20 minutos y una clase de grupo cada día. En esta última prepararon dos canciones arregladas específicamente para ellos.

A media mañana hacíamos un descanso de 30 minutos en el claustro para tomar el almuerzo que traía cada uno de su casa y recuperar fuerzas.

Cada día hacían música con diferentes instrumentos de pequeña percusión: panderos, claves, baquetas, maracas… A través cuentos musicados creaban danzas y juegos (“Topo, topito, topo” o “Saltando el río”) y como trabajo en equipo sobre el cuento de “Pájaro de Mil Colores” prepararon una danza sobre una pieza de música de cámara que tocaron Pedro, Adriana y Pablo (violín, flauta y cello).

Además recibimos un día la visita de la flautista Inés Bartolomé, que les enseñó todos los secretos de la flauta travesera e incluso ¡les dejó tocar su flauta!.

Conociendo la flauta

El último día de curso hicimos un concierto final con una muestra de lo que los chicos habían hecho en el Campamento. Tocaron en grupo el violín, el piano y el cello. Los alumnos que ya tocaban un instrumento interpretaron una pieza individual cada uno, y por último representamos el Pájaro de Mil Colores, mostrando los dibujos que habían hecho para ilustrarlo y la danza final con acompañamiento de grupo de cámara.

¡Un broche de oro para un curso fantástico!

Ir arriba